OPINIÓN ⎜ #LibresPorMalaga


Pastilla de terrenos, entre las calles Orson Welles y Joaquín Turina, donde desde LIBRES proponemos la construcción del nuevo centro escolar municipal.

La Educación, como competencia estatal transferida a las autonomías, y la Cultura, entendida como indicador sobre el estado evolutivo de nuestra sociedad contemporánea, son a mi parecer, pilares básicos sobre los que Málaga debe sustentarse para avanzar y tratar de formar parte de la vanguardia que encabezan las primeras ciudades europeas.

Sin embargo, aun cuando nuestra ciudad pertenece a la Asociación Internacional de Ciudades Educadoras, queda un largo camino por recorrer. En los últimos años, he podido constatar en nuestras calles una tremenda pérdida de valores, lo que comporta un auténtico reto que, entiendo, debemos afrontar todos a una y de forma cohesionada.

Ser una ciudad educadora, o para mantenerse en dicha asociación, no basta con enviar un vídeo anual -tal y como hace el alcalde Francisco de la Torre- con el que vanagloriarse de las bondades que ofrece nuestra ciudad. Generar un proyecto educativo de ciudad es algo mucho más complejo que todo eso. Y, a decir verdad, para lograrlo convendría impulsar un proceso colectivo y participativo a favor de mis convecinos, de una envergadura tal que, muy a mi pesar, el Ayuntamiento de Málaga, a día de hoy, no está aún capacitado en caso de que decidiera acometerlo.

Un proyecto educativo de ciudad no solo debe responder a las necesidades que demanda la sociedad, sino que también habría de desarrollar y fortalecer nuestro malagueñismo como valor identitario al alza, tanto a nivel arquitectónico como cultural, sin menoscabo de los influjos enriquecedores que puedan provenir de otras ciudades europeas con mayor experiencia.

Como pueblo, no podemos permitir seguir lastrados, y por ende, debemos superar cuanto antes la limitante y recurrente falta de organización y previsión que hemos padecido durante los 37 años de gobierno socialista al frente de la Junta de Andalucía. 

Pese a que Málaga alberga incontables posibilidades educadoras, en los últimos tiempos, se han dado en contra importantes inercias deseducadoras. Por poner un ejemplo, valga el de Teatinos-Universidad, uno de los distritos donde mayor expansión demográfica y urbana se ha evidenciado. Sin embargo, resulta paradójico comprobar que, siendo además esta zona el lugar donde asienta buena parte de la Universidad de Málaga, adolezca hoy de un importante déficit estructural, organizativo y asistencial en materia de Educación a niveles de ESO y Bachiller.

No es de recibo, que por la densidad escolar que se viene planteando durante la última década, Teatinos solo disponga de un instituto operativo cuando, al menos, se necesitan tres para cubrir de manera digna la demanda actual; mientras que, el segundo, aún se encuentra en construcción bajo un proceso que acumula más de 8 años de retraso. Y ésta, es la razón por la que 180 alumnos debutantes en la ESO no pudieron ser escolarizados al comienzo del curso académico donde habían solicitado. Muy lejos de sus hogares, tuvieron que ser reubicados en el instituto de la Universidad Laboral, un centro que, ya de por sí, se halla masificado.

Todo un despropósito que va en aumento, ya que estos alumnos, según las pretensiones del Ejecutivo andaluz, aún no han sido hacinados como sardinas en lata en las aulas prefabricadas que fueron improvisadas en las postrimerías del pasado mes de agosto, por lo que hoy, lamentablemente, permanecen de forma provisional en las salas de televisión de la residencia Andalucía para recibir sus clases, dentro del propio recinto de la Universidad Laboral.

Por todo ello, lo razonable sería exigir al nuevo gobierno autonómico que se constituya en las próximas fechas, que subsane lo antes posible el débito que la Enseñanza Pública de Andalucía tiene para con el distrito de Teatinos; ya que siendo incrédulamente benévolo, mucho me temo que solo podrá resolverse a medio plazo. 

Es por tanto que, desde mi formación política, Libres, si llegado el momento obtuviéramos el respaldo de los malagueños en las próximas elecciones a la alcaldía de Málaga, propondría la creación del Instituto Municipal de Educación, desde el que promoveríamos la edificación de un centro público de enseñanza que diera cobertura escolar a los alumnos de ESO y Bachiller. Si bien, serviría para descongestionar el IES Universidad Laboral y, además, favorecería el desarrollo académico, en equidad de oportunidades, para los alumnos de Teatinos y resarcirlos del agravio perpetrado por el Susanismo.

El nuevo centro se concertaría con el Sistema Público Andaluz, se ubicaría en los terrenos municipales que hay comprendidos entre las calles Orson Welles y Joaquín Turina, y se emplearían a los profesionales que fuesen necesarios, debida y previamente inscritos en la Bolsa Municipal de Enseñanza -de nueva implantación-, que dependería del instituto municipal creado para tal efecto. 

En Libres nos exigiremos convertir nuestra ciudad en un referente educacional al nivel de las principales ciudades europeas. Y, en este sentido, tenemos muy claro que debe ser el Ayuntamiento, como gobierno local, el que debe definir nítidamente, qué Proyecto Educativo de Ciudad quiere para Málaga, con tal de legar el mejor patrimonio educativo posible a generaciones venideras, y qué ha de exigir a las Administraciones regional y central.

Lo dicho. Para pertenecer a la Asociación Internacional de Ciudades Educadoras no vale con vender humo y fingir desde la más absoluta hipocresía -a la que el actual alcalde nos tiene acostumbrados- que Málaga es una smart city. Detesto que nuestros dirigentes nos arroguen un título que no poseemos, y que para obtenerlo, requiere un gran trabajo aún pendiente. 

Desde mi humilde posición, abogaré siempre por que por la Educación hay que apostarlo todo a caballo ganador. Si algún día tengo la oportunidad, lucharé por un gran proyecto educativo para Málaga que empodere a nuestros jóvenes y evite que tengan que buscar fuera de España la oportunidad laboral que en su ciudad natal no pudieron encontrar.

¡Comparte!
  • 153
    Shares

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *